Altibajos térmicos a las puertas de la canícula

Los primeros episodios de intenso calor no serán persistentes

Hace 7 dias
4 minutos de lectura
Altibajos térmicos a las puertas de la canícula

Las altas temperaturas se han ido extendiendo por gran parte de España durante la primera semana de julio. El martes, día 2, las máximas se acercaron a los 40 ºC en el valle del Guadalquivir. Ese valor se alcanzó o superó el miércoles en muchas zonas de interior del suroeste peninsular, si bien ha sido el jueves 4 de julio, el día más caluroso del episodio, alcanzándose los 43,9 ºC de máxima en Almadén (Ciudad Real), 43, 6 ºC en Montoro (Córdoba), 43,1 ºC en El Granado (Huelva) y 42,6 ºC en Carmona (Sevilla). Son las temperaturas más altas alcanzadas en lo que llevamos de año.

Este viernes, 5 de julio, repetiremos una jornada de intenso calor en gran parte del interior del centro y sur de la Península. Las temperaturas serán particularmente altas en la meseta sur, incluida la zona centro, con máximas en el entorno de los 40 ºC. Valores también muy elevados en la cuenca del Duero, las Vegas del Guadiana, interior de Andalucía y también en el Ebro. Por la tarde esperamos tormentas fuertes en el sector norte del Sistema Ibérico, que al final del día podrán alcanzar al País Vasco, Navarra, La Rioja y el norte de Aragón.

El sábado la actividad tormentosa cobrará protagonismo en el norte peninsular, especialmente en el nordeste. Por la tarde descargarán tormentas localmente fuertes en Castilla y León, el Valle del Ebro, Sistema Central, Sistema Ibérico y Pirineos. En el resto del país seguirán dominando los cielos poco nubosos o despejados. Aunque repetiremos una jornada calurosa en muchas zonas del país, las temperaturas experimentarán un descenso bastante general y acusado por el interior de la mitad norte peninsular y también por Andalucía, situándose las máximas en el entorno de los 35 ºC, en lugar de los 40. Hará más calor por el área mediterránea, con noches tropicales.

El domingo volverá a imponerse la estabilidad atmosférica. Será un día soleado en la mayor parte del país. Se podrán producir chubascos tormentosos, pero menos importante que los del sábado, en las montañas del este peninsular, sobre todo en los Pirineos. Seguirá el calor por muchas zonas del interior peninsular, especialmente de la mitad sur, pero no será canicular, notándose la relajación térmica. Subirán las temperaturas en Canarias y el extremo norte peninsular y bajarán por el Mediterráneo.

La segunda semana de julio el calor volverá a intensificarse, pero no de manera generalizada, y sin una gran persistencia. El lunes un frente atlántico cruzará el norte de la Península, dejando lluvias, con algunas tormentas, en el noroeste. Esta jornada las temperaturas subirán, salvo en Canarias. Las máximas más altas se situarán en el entorno de los 35 ºC en el Bajo Guadiana y Guadalquivir y en el valle medio del Ebro.

El martes seguirán subiendo las temperaturas. El mayor ascenso se producirá por el Mediterráneo y también en el archipiélago canario. En el valle del Guadalquivir y otras zonas de interior del sur y suroeste, las máximas volverán a quedar cerca de los 40 ºC. Este valor se superará, previsiblemente las jornadas del miércoles y jueves, en que la intensificación del calor se volverá a extender por muchas zonas del interior peninsular. Al igual que pasará al final de la primera semana de julio, en el último tramo de la segunda, volverá a producirse una relajación térmica. Estos altibajos, van a impedir que de momento tengamos una primera ola de calor, a la espera de lo que pueda depararnos la segunda quincena de julio, coincidiendo con el inicio de la canícula.

Crea tu cuenta gratis o inicia sesión para ver el contenido

Tendrás acceso ilimitado a noticias y vídeos, alertas meteorológicas personalizadas y podrás interactuar en la comunidad

Crear cuenta